QUÉ arte MARCIAL es MÁS EFECTIVO

Cuál es el mejor arte marcial para la defensa personal

Quizá te estés planteando aprender defensa personal y quieres saber cuál es el mejor arte marcial o deporte de combate para aprender a defenderse.

Existen literalmente miles de escuelas de artes marciales diferentes. Sería muy políticamente correcto decir que todas son buenas pero, lo cierto es que, hay unos sistemas mejores que otros.

Principales clases y tipos de artes marciales y deportes de combate

A groso modo, las artes marciales y deportes de combate se pueden dividir en tres grandes tipos:

  • Las que solo agarran, como el judo.
  • Las que solo golpean, como el boxeo
  • Las que agarran y golpean, como las artes marciales mixtas o MMA.

Qué tipo de arte marcial escoger

Eso va a depender mucho de qué buscas en un arte marcial. ¿Te importa más potenciar tu salud? ¿Quizá tan solo lo ves como un deporte? ¿Cómo un lugar donde socializar?

De esto ya hablaremos, ahora vamos a centrarnos en las personas que buscan un sistema de defensa personal lo más efectivo posible.

Lo que no se practica, no se aprende a hacer. El problema de los sistemas de defensa personal que solo agarran es que, su conocimiento para dar y evitar un golpe es limitado.

El handicap de los artes marciales que solo golpean es que, su conocimiento de cómo hacer y evitar un agarre es limitado.

Por tanto, lo mejor es practicar todo, golpes y agarres. Por ello, lo más aconsejable es practicar un sistema o arte marcial que use tanto los golpes como los agarres, como las artes marciales mixtas o el Krav Maga.

Nosotros no nos debemos a nadie y vamos a darte la información más imparcial y objetiva que puedas encontrar en internet sobre artes marciales y deportes de combate.

Eso no quiere decir que los sistemas de defensa personal tipo judo o boxeo no sean eficientes. Lo que te decimos es que, los otros, son más completos y efectivos en mayor variedad de situaciones.

Puntos débiles de las artes marciales y deportes de combate

El punto débil de un boxeador contra un judoka es si ambos caen y tienen que luchar agarrados en el suelo. En principio, el judoka tendrá ventaja.

Sin embargo, el punto débil de un judoka frente a un boxeador, es tener que luchar en pie, todo el tiempo, a golpes… Aquí, el boxeador tendrá las probabilidades de su lado. No sé si nos sigues… Mejor saber de todo 😉

Qué sistemas de artes marciales y deportes de combate son más completos

Como te hemos dicho, son los sistemas “todoterreno”, los que practican el combate tanto de pie, como en el suelo, frente a uno o más atacantes, con golpes agarres y demás.

Diferencias dentro de los sistemas de defensa personal mixtos

Bueno, ya sabes que, de cara a la efectividad y versatilidad, lo mejor es practicar un arte marcial “mixto”, como el MMA o el Krav Maga.

Ahora bien, ¿hay alguna diferencia entre las artes de defensa de este tipo? Pues sí, el enfoque, unas están más orientadas al deporte con reglas y otras para afrontar situaciones reales en la calle.

Por ejemplo, las MMA (artes marciales mixtas) se entrenan como deporte, muy duro, pero deporte al fin y al cabo. Eso no quiere decir que no sean efectivas en la calle.

De hecho, cuentan con un punto muy importante a su favor. En los combates de MMA el oponente “nunca se deja hacer”. Por tanto, cuando un practicante vence, lo hace de verdad, a pesar de la oposición del adversario.

Eso te hace ganar la confianza de que, cuando ejecutas una técnica con éxito, lo has hecho de verdad, a pesar de la total oposición de tu contrincante.

Diferencia de artes marciales basadas en combate de las que no

En otros sistemas de combate más tradicionales en los que no existe casi competición, los practicantes cuentan con que “el compañero se va a dejar hacer”. Eso da una falsa seguridad.

Las MMA son más honestas en este sentido. Cuando un luchador de MMA va a por ti, estará acostumbrado a que tú te opongas con todo lo que tengas y tratará de ejecutar sus técnicas entrenadas con adversarios que “no se dejaban hacer”.

¿Cuál es el punto débil de las Artes marciales mixtas?

El principal punto débil es que se entrenan como deporte, con unas reglas. No se puede morder, meter los dedos en los ojos y golpear a los genitales.

Tampoco se entrenan para hacer frente a un hombre que les ataca con un palo, cuchillo o pistola. Algunos de estos casos son especialmente peligrosos pero, hay que saber exactamente qué hacer si no queda más remedio.

Esto hace bajar la guardia ante todo tipo de “ataque sucio” y puede ocasionar que, el practicante de MMA no “vea venir” un ataque de estas características.

De todos modos, esto es fácilmente solucionable si, los practicantes de MMA dedican algo de su tiempo a luchar “sin reglas”, con sus compañeros de gimnasio. Eso sí, con cuidado y solo amagando los golpes y ataques prohibidos.

Preparar más allá del combate deportivo uno contra uno

También deberían practicar cómo moverse ante varios atacantes o la forma de anular a un individuo armado.

De esto modo, aprenderán a defenderse también de todo tipo de artimañas callejeras. Ahora bien, si solo lo practican como deporte, corren el riesgo de no ver venir ataques “no permitidos”.

Si dijimos que, las artes marciales que no se basan en el combate no pueden dar la confianza para afrontar una situación real, las artes marciales mixtas que no trabajan los ataques prohibidos, situaciones con varios atacantes y reducción de agresores armados, tampoco preparan para esas circunstancias.

Ningún sistema de defensa personal de va a dar el 100% de éxito

Algo que tienes que tener claro es que, ningún arte marcial te va a garantizar salir “victorioso” ante cualquier tipo de agresión.

Las artes marciales solo te preparan para aumentar el porcentaje de posibilidades de salir con bien de un ataque.

Supongamos que, ante un ataque determinado, si no sabes nada de cómo defenderte, tienes un 10% de posibilidades de salir airoso.

Practicando defensa personal vas a aumentar ese porcentaje todo lo posible, pasando del 10% al 80% de media, es un ejemplo, a fin de que entiendas la idea.

Nunca tendrás el 100% de media pero, aumentarás tu capacidad para protegerte a tí y a terceras personas sensiblemente.

No es lo que se entrena, sino cómo se entrena

Lo que marca la diferencia, a la hora que un sistema de defensa personal sea efectivo en una situación real, es cómo se entrena.

Si todos los artes marciales entrenaran con combate simulando todo tipo de situaciones posibles, de pie, en el suelo, con o sin armas, etc, acabarían luchando de una manera muy parecida, por no decir la misma.

Una persona tiene una cabeza, un tronco, dos brazos y dos piernas, al final, cuando dos personas se enfrentan, las leyes de la biomecánica son las mismas.

No importa de qué estilo de arte marcial provengan, si se enfrentan en un combate, las técnicas que funcionarán serán posibles para los dos y las técnicas que no serán efectivas, también serán comunes.

Por supuesto que, la altura, peso e incluso temperamento de cada persona hace que unas técnicas les sean más adecuadas que otras pero, a parte de ese detalle, lo que funciona es lo que funciona y la fantasía, es la fantasía.

Lo que funciona, funciona para todos, lo que no funciona, no funciona para nadie. Por ello, lo que determina la efectividad de un arte marcial es, cómo se entrena el combate.

Qué sistemas actuales se acercan más a la efectividad

Hace años, la mayoría de sistemas se diferenciaban entre, de golpes, como kick boxing, karate, etc, y de agarres, como judo, lucha libre olímpica y demás.

Hoy en día, existen muchos sistemas de artes marciales mixtas que tratan de acercarse a la mayor efectividad.

Uno de ellos podría ser el Krav Maga, sistema de origen israelita. Aunque debes tener cuidado, no es oro todo lo que reluce.

Como en todo, hay maestros y maestros, unos mejores que otros. No te fíes de cualquiera que se presente como maestro o instructor de un arte marcial. Tendrás que observarlo frente a adversarios de entidad y ver si es capaz de demostrar lo que dice que sabe.

Actualmente es fácil encontrar vídeos de los diferentes maestros de artes marciales, son una fuente fácil para ver si, ese maestro es capaz de ejecutar sus técnicas frente a un adversario que “no se deja hacer”.

No queremos decir que Krav Maga sea el mejor sistema ni mucho menos, tan solo es uno de los que más se acercan, pero hay más.

El Krav Maga entrena, con combate, tratando de acercarse al máximo a agresiones reales, con todo tipo de situaciones y ataques. Es por ello que lo consideramos uno de los candidatos, por cómo entrenan.

Otra opción podría ser el Jeet Kune Do, sistema de defensa personal creado por Bruce Lee, que sigue la misma idea de prepararse para todo tipo de situaciones.

Artes marciales, mucho más que defensa personal

Acabamos de hablar puramente de lo que tendrías que tener en cuenta si tan solo te interesa practicar un arte marcial para aprender a defenderte.

Cada persona es diferente y se debe respetar a aquellas personas que priorizan más la vertiente deportiva, como judokas, boxeadores, y demás sistemas de combate competitivo.

Eso no quiere decir que no sean efectivos ante una agresión. Como hemos dicho, tan solo no se están preparando para todo tipo de situaciones.

Otras personas dan más importancia a la salud, como los que hacen Tai Chi u otros sistemas internos. Es totalmente respetable, cada persona tiene sus preferencias.

Hablaremos más sobre estos sistemas de auto protección en los siguientes artículos. Vamos a darte la información más objetiva e imparcial de la red, no lo dudes 😉

Técnicas simples de defensa personal para evitar la mayoría de ataques

La mejor forma de evitar un ataque en defensa personal es “no estar en el sitio equivocado en el momento equivocado”. 😉

Es decir, lo mejor es evitar meterse en problemas o pasar por lugares conflictivos pero, si no te queda más remedio que defenderte, te mostramos unas técnicas sencillas y efectivas de defensa personal.

Comparte con tus amistades!!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin